12 may. 2012

Reflex-ion-ando: De las ausencias de integrales y la revalorización de la unidad en el comic.


Maldita mi suerte, a un multiversiano le llega su integral de Animal Man y el mío se niega a aparecer... Pero esto de los integrales, los libros con muchas páginas y sagas enteras es algo que recién estoy empezando a ver y (debo reconocer) desear.

Mientras sigo llorando a los vientos, al correo y al Multiverso, reflexiono y reflexiono del comic en su formato más básico, ese de 20 y algo páginas...

¿Vale la pena aún?

Año 2005: Cuarto medio en mi vida. Sticker Design empieza a sacar su línea de comics y ahorrando en almuerzo empiezo a comprar todos sus números desde el número 1 (tal hazaña moriría a los 6 meses). Un número destaca, Identity Crisis, no sólo por estar condenadamente bien escrita, sino por su monumental respeto y aprovechamiento de lo que es un comic unitario de partes. Destaco en sobremanera su tendencia a poner los títulos al final del capítulo, haciendo que el final tenga un sentido especial agregado con esas breves palabras, y su buen uso de cliffhangers (entiéndase, “engache para el próximo número” escrito siúticamente). De hecho recuerdo la mayoría de ellos, algunos menos relevantes para la historia principal (como la carta a Lois Lane) y otros poderosísimos en cuanto a su impacto en el lector y en la trama (“Día del padre” en el número 5 para mí se lleva el premio a quizás el final más potente de toda la saga).
Momento justo antes del spoiler
que rompe tu corazón...

Leyendo Identity Crisis recuerdo las viejas palabras que leí en la introducción a un recopilatorio de “Diez Noches de la Bestia”:
“Si eres el editor de un título mensual que no recibe la atención suficiente, selecciona una historia de varias partes que esté por venir y que tenga un nombre atractivo. Nota importante: Debes estar seguro de qué tan larga es la historia”.
Ciertamente Identity Crisis no es un título regular, pero sí cumple con otras de las características descritas como trucos para levantar una “miniserie”, principalmente en la claridad en que todo se resuelve en un número determinado de ediciones, todo se cierra en el número siete. Recuerdo mi impaciencia leyendo cada número y sabiendo que venía un mes más para comprar la siguiente. Éstas, una vez compradas, las compartía con un compañero de puesto que curiosamente le atraían bastante algunos comics en las miles de horas muertas escolares (maravillosas horas muertas) y obviamente comprado el número 6 con las poderosas revelaciones, el número 7 era una necesidad imperativa. Creo que no resistí más y fui a Shazam a comprarla antes de que saliera en kioskos.

Me pregunto, ¿tiene el mismo impacto leer esta historia recopilada? Lo dudo. De hecho, cada vez que la releo intento mantener el ritmo de un solo capítulo por vez, porque claramente está hecha para ser leída así y ser entregada en tus manos con un tiempo de suspenso razonable. El misterio es el que uno recuerda y no el desenlace (de hecho, el desenlace no es tan potente como el camino a éste, por suerte; siempre fue un comic centrado en relaciones tanto como en su misterio).

¿Tendría un integral o recopilatorio o paperback o que sé yo de Identity Crisis? No, creo que lo leí de la mejor manera posible, y fue pensada para aprovechar ese formato.

 12 números, 12 horas, un reloj, watch-men.
Ingenioso, ingenioso.
Otro que supo utilizar ese formato de gran manera es Alan Moore en Watchmen, dedicando cada número a un personaje específico de la historia. Cada número con un título/canción correspondiente; cada portada con una cercanía mayor al Apocalipsis en su reloj; y cada capítulo con particular dosis de retro-continuidad a través de sus complementos narrativos. ¿Han visto la película de Watchmen? Tiende a sentirse episódica por lo mismo, quizás hubiera sido mejor una miniserie.

Los fascinantes insights de Mr. Olsen
desaparecieron a los lectores de Unlimited.
A los que compraron Unlimited, All-Star Superman tiene portadas sumamente divertidas, reflejando todo el espíritu de clásicas aventuras que sólo los comics actualmente dan en esa dosis. Cuando vi las portadas me di cuenta que perdí gran parte de su encanto. Lo mismo con los adelantos de Batman y Robin en nuevamente los tomos de Unlimited (entiendo que hayan desaparecido con la historia que no publicarían, pero no en las intermedias).

I still can't Buddy, I still can't...
Cada cierto tiempo reviso mis viejas Perfil y me pillo disfrutando cada número en el mejor lugar para leer sin nadie molestando (supongo que todos saben) y cada número de la Liga se disfruta tanto con su lectura lenta y su buena dosis de correos y chismes comiqueros. Hoy compré Flashpoint #2 y debo decir que estoy metido, no la leí en cbr y encuentro entretenido comprar los números de a poco, porque pucha que duele gastar más de 20 lucas en un flash por una historia que no estuvo pensada para leerse así, que quizás requería un poco de entretención espaciada para cubrir quizás debilidades, quizás el sabor del enganche. ¿Cómo saberlo?

Supongo que por eso los cbr son tan populares para acceder a los comic antes que nadie, que no es otra cosa que leer los comics en su formato individual en tiempos determinados espaciados y ser los primeros en saber cómo termina esa historia, cómo se resuelve el misterio, cómo se salva el héroe de tan terrible amenaza puesta en la portada, cómo quedaré atrapado de nuevo luego de veinte y algo páginas y cuándo llegará mi integral de Animal Man.

Oscar Cayul Aedo se presenta con alegría de escribir para el blog de Multiverso... Básicamente me gustan los comics desde pequeño con mis Perfil todas rotas y mis Cucalones que atesoro sin que estén rotos. Actualmente soy psicólogo educacional, carrera poco útil para reportar ingresos que justifiquen mis gastos en comics por el momento, y a la espera de dar el gran salto de verdaderamente cumplir el sueño universitario y ser millonario. Tengo una novia que amo y que también disfruta los comics, sobre todo Sandman y Enki Bilal, miembro de Multiverso solo para espiarme (si estas viendo esto, I can see you!). También debo decir que aún no llega Animal Man a mi casa y que Book Depository gentilmente devolvió el dinero... Aún sigo creyendo, aún sigo creyendo.

6 comentarios:

  1. No lo había analizado de esa manera. Y claro, en casos como Batman & Robin de Unlimited se ve lo resentidas que pueden quedar ciertas colecciones cuando se recopilan (especialmente "a la mala", porque al menos la gringa queda bonita).

    Bienvenido al blog! :D

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que si se pueden leer recopiladas. De hecho los capítulos en un libro de literatura de cualquier tipo supone que deberían terminar en un cierto cliffhanger para conseguir que el autor siga atrapando la atención. Es como dar vuelta una página o el stop y play entre un capítulo de serie de tv.

    Es el famoso espacio en blanco que existe en una viñeta.

    El tema entonces pasaría si el recopilatorio respeta la página final tal cuál era, con su rotulado respectivo (sin los créditos). Si no es así, claro que se pierde la magia del suspenso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que depende del integral...
    como dice Willbert lo ideal es que tengan un espacio entre cada comic unitario, tengo los integrales de Swamp Thing que saco planeta y es asi, viene la portada original de cada uno y al final de cada comic hay un espacio para el otro, haciendo que para leer el siguiente haya que voltear la hoja ...
    en el fondo es como si fueran hubieran agarrado los comics y los hubieran pegado uno detras de otro, por eso me lo compre porque respetan el espacio entre cada comic, dandole un toque de misterio...
    yo los lei de apoco y me demore como 6 meses en leerlos enteros...

    ResponderEliminar
  4. Lo común que hacen los gringos para marcar la pausa es mandarte la portada del número correspondiente. El recopilatorio de The Dark Knight Returns por ejemplo incluye como 2 páginas "blancas" entre cada número. Lo mismo con el integral de Hellboy.

    Y es lo que siempre se le reprochó a Unlimited (entre muchas otras cosas), que no incluyeran las portadas... y cuando lo hacían, las tiraban al final.

    ResponderEliminar
  5. Interesantísima reflexión, me gustó mucho leer el artículo :)

    Ahora respecto a tu reflexión, como dicen más arriba, creo que depende del integral.
    Muchas veces los integrales o tomos recopilatorios tienen los números separados por las portadas o por hojas "en blanco", lo que hace que el cómic en sí sea más episódico, aunque esté todo el arco argumental en el mismo tomo. Las ganas de leer el siguiente capítulo, en el caso de un integral, sería como las que tienes al leer un libro (cada capítulo debería tener un final cautivante que invite a seguir con la lectura). Pienso que, independiente de tener la historia completa en un solo tomo o no, se disfrutaría igual, depende del tipo de lector también.
    Por ejemplo: A mí, si una historia me "engancha" prefiero leer lo más de corrido que se pueda. Meterme en la historia, vivirla, "saborearla" y terminarla con la satisfacción de haber leído algo bien hecho (independiente sea un libro o un cómic). Eso no le debería quitar la expectación o el suspenso si está bien creada. Un arco argumental que disfruté mucho leyendo de esa manera (me leí 4 números una noche y a la mañana siguiente los 2 últimos) fue "Locke & Key: Bienvenidos a Lovecraft", creo que hice bien y que no me hubiera podido aguantar el leerlo más lento. Es una historia emocionante, que se concibió como "thriller", por lo tanto, es adictiva y se puede leer de una vez. Además está bien separada y tiene unos increíbles "cliffhangers" (gracias por enseñarme una nueva palabra xD).

    Ahora, también me gusta hacer lo contrario, esperar, dar pausas, estar expectante. Con lo que se disfruta de igual o más forma. Esto último me pasa más con las historias más "cabezonas", onda "Vertigo" (con lenguaje más culto e historias existencialistas) esas que te hacen reflexionar o no se disfrutan tanto leyéndolas "de una". Un arco argumental que aún estoy leyendo de esa forma más espaciada es "American Gothic", que me sirve, ya que la historia no es en sí de "suspenso", puedo dejarla "stand-by" y leer otras cosas que me interesan paralelamente.

    En resumen, las ansias de leer el próximo número de la historia en que estás interesado puede darse tanto en el integral como en los números individuales que compras cada semana/mes.

    Perdona la extensión, creo que me explayé demasiado. Me suele pasar :B
    Gracias de nuevo por tu entrada, es bastante diferente a lo que se lee regularmente en el blog.
    Espero leer algo así nuevamente :D

    ¡Saludos!

    -Felipe

    ResponderEliminar
  6. Hoy descubrí este blog y me he quedado pegado leyéndolo...

    Esto de los integrales, tomos recopilatorios, etc., es hijo de nuestros tiempos. Actualmente la mayoría de comics se escriben de una forma que sabemos que tras 4 ó 6 números será recopilada. "Arcos argumentales" les llaman, pero la estructura es demasiado fija, y muchas veces deben alargaaaaaar la trama para que alcance los 6 números.

    Antes los comics se escribían con historias más unitarias, que a la larga formaban una GRAN historia (como no citar al maestro Claremont en X-Men).

    De todas formas actualmente (por capacidad de compra, orden y por como quedan en el librero) prefiero los tomos. Todos los comic book de 24-40 pgs. han ido a parar a una caja detrás de mi cama :P

    Saludos!

    ResponderEliminar