20 abr. 2012

Análisis del Manga: Bakuman (Parte 1)

ADVERTENCIA, EL SIGUIENTE POSTEO CONTIENE SPOILERS

Bueenas noches multiversianos, viendo que la mayoría de los que escriben en el blog prefieren hacerlo sobre comics americanos me he atribuido el placentero trabajo de comentarles sobre aquellos comics que no caigan en esa descripción, de los cuales por cierto me considero un fan incondicional. Como no, tras 3 años siguiendo semana a semana el manga de Bakuman (dicho sea de paso, manga publicado por la revista Weekly Shonen Jump desde el año 2008 en japón, de los célebres autores de Death Note Tsugumi Ohba y Takeshi Obata) hoy me encontré con el tan esperado capítulo final.
Hola, soy Mashiro y soy un dibujante terrible harcore :3

Pero por supuesto, antes de llegar a ese punto les contaré sobre la premisa del manga. Nuestro protagonista es Mashiro Moritaka, un joven estudiante que vive desinteresado por lo que la vida le ofrece y no se atreve a declararse a Azuki Miho, su compañera de clase desde que era pequeño.

Un día, Mashiro se dedicaba a dibujar a Azuki en clases (vamos, todos lo hemos hecho más de alguna vez con alguna compañera guapa ¿no? ...¿no?  :S). Tras terminar la clase se va rumbo a su casa dejando olvidado su cuaderno; más tarde, cuando se da cuenta y vuelve a buscarlo, se encuentra con que uno de sus compañeros ya lo había hecho, es aquí donde conocemos a nuestro otro protagonista Takagi Akito (Shuujin). Este le devuelve su cuaderno, no sin antes mencionar lo bueno que Mashiro es dibujando, por lo que le propone convertirse en Mangakas juntos (el equivalente japonés a autores de comics) a lo que, por supuesto, Mashiro se niega rotundamente, mencionando la historia de su querido y difunto tío, quien fue un Mangaka y murió (se supone) por exceso de trabajo.

Si po compadre, la hacemo' de vío ;D
Finalmente, cuando parecía que Mashiro no aceptaría nunca, Takagi le dice que irá a la casa de Azuki y le dice que lo acompañe, aquí es donde, por un lado se revela que Azuki desea ser una Seiyu (actriz de doblaje para los anime) ¡acá la hacemos poh! Takagi le cuenta que pretendía hacer un manga y Mashiro, termina diciéndole a Azuki que él lo dibujará y que cuando sea pasado a anime ella le pondría la voz a la protagonista entonces cuando todo se ve super lindo... Mashiro le pregunta si quiere casarse con él después de eso. Azuki, como es obvio se da media vuelta y se encierra en su casa, pero por el citófono le contesta a Mashiro que sí se casaría con él, pero no podrán verse hasta que su sueño de convertir uno de sus mangas en anime y que ella le ponga la voz a la protagonista se cumpla.

¿Pero entonces es esto una historia de amor?


Propiamente tal pues no, si bien en un primer plano es la motivación personal del protagonista, lo cierto es que muchas veces en el transcurso de la historia se deja en un segundo plano para hacer espacio a las tramas relacionadas a su trabajo como Mangaka y a los asuntos correspondientes a esto, como los conflictos propios de un trabajo así de estresante o su relación con otras personas que trabajan para la misma revista, pero ya tendremos tiempo para hablar de esto en la próxima entrega, hasta entonces!

No hay comentarios:

Publicar un comentario